Una fractura es la ruptura de un hueso de forma total o parcial, y puede ser de dos tipos:

Fractura expuesta. Es cuando el hueso rompe la piel y sale al exterior

Fractura patológica. Es una ruptura debido a una previa enfermedad como la osteoporosis.

Fractura conminuta. Es una fractura en la que el hueso queda en varios fragmentos.

Todas las fracturas son lesiones graves y deben atenderse con rapidez. Lo más importante es inmovilizar la zona o extremidad, para evitar más daño.

A continuación enlistamos algunas recomendaciones:

-No trates de corregir la deformidad producida por la fractura

- Si es en una extremidad, inmovilízala usando un periódico, tabla o cartón enrollado hasta conseguir ayuda especializada.

- Evita elevar la extremidad en caso de hemorragia, pues puede agravar la lesión.

-Aplica hielo envuelto en una tela para combatir la inflamación.

-Acude con un médico especialista lo antes posible.